Algunos Cristos famosos de México ¡Conócelos!

México es un país Mariano, pero la devoción a Jesucristo también es muy grande y rica en tradiciones, te invitamos a conocer algunos Cristos muy venerados en México:

Cristo Rey, Silao, Guanajuato.

El cerro del Cubilete es una montaña en el municipio de Silao, en el estado de Guanajuato. En su cima se encuentra el monumental Cristo de la Montaña, construido en los años de 1940, pero un monumento anterior data de la década de 1920. En 1928 el monumento fue bombardeado y dinamitado por órdenes de Plutarco Elías Calles, al mando del general Joaquín Amaro.

Cristo del Hospital, Salamanca, Guanajuato.

En Salamanca, Guanajuato se venera la imagen de un Cristo de color negro azabache, el cual según la leyenda era de color blanco, y tras una persecución fue abandonado en el camino, tornándose negro para esconderse de sus enemigos, y según la tradición un Martes santo el cristo decidió quedarse en la entonces Villa Xidoo para siempre.

Cristo del Ciclón, Barra de Navidad, Jalisco.

El  Cristo  de  los  Brazos  caídos.  Se  encuentra   en  el  pueblo  turístico  de  Barra  de  Navidad,  Jalisco,   a  la  orilla  del  mar;  sus  habitantes   cuentan   que  cuando  en  1971   el  ciclón  Lily    azotó  al  pueblo  los  habitantes   asustados   buscaron  refugio  en  el  templo  católico  del  lugar  y  cuando  más  fuerte  estaba  el  viento  huracanado,  todos  los   ahí  reunidos  vieron  como  en  el  altar,  el   Cristo  bajó  los  brazos  de  la  cruz  en  donde  los  tenía  clavados   y  a  partir  de  ese  momento   el  fuerte  viento   bajo  también   su  intensidad,  salvándose   así  la  población;  lo  sorprendente   es   que   el  Cristo   a  pesar  de  ser  de  pasta,   con  el  vendaval   no  sufrió  golpes   ni  humedad   y  los  brazos   como   colgajos  de  misericordia,  parecen  retenidos  por  un  prodigio.   A  este  Cristo   también  se le  conoce   como   “El  Cristo  del  Ciclón”.

Cristo del Atentado, Basílica de Guadalupe, CdMex.

En noviembre de 1921, en plena persecución católica, al término de una ceremonia en la antigua basílica de Guadalupe en el Tepeyac, un individuo subió al altar mayor a dejar un ramo de flores, cuando este se fue se suscitó una gran explosión que cimbro la basílica, destruyendo varios objetos que se encontraban en el altar, siendo la sorpresa que el ayate de Juan Diego quedo intacto, mientras que un crucifijo que se encontraba a los pies de la Virgen de Guadalupe fue doblado por el impacto de la bomba. 

Señor de la Misericordia, Ocotlán, Jalisco

Es el milagro del “Prodigio de Ocotlán” que es representado por esta milagrosa imagen, acontecimiento ocurrido el 3 de octubre de 1847 en Ocotlán Jalisco, junto al Lago de Chapala, cuando más de dos mil personas que se preparaban para la Misa presenciaron la aparición perfecta de Jesucristo Crucificado sobre una nube en el cielo de esta ciudad Jalisciense.  Entre los testigos figuran dos sacerdotes y el alcalde del pueblo. Este milagro fue aprobado por la Arquidiócesis de Guadalajara en el año de 1911, desde entonces los ocotlenses le celebran una fiesta cada año, del 20 de septiembre al 3 de octubre, el día 20 de septiembre se realiza una peregrinación única en la que participan solo varones que son alrededor de más de 40 mil, y durante la fiesta el templo es adornado diariamente con cortinas, flores y mas.

Cristo del Veneno, Catedral de México

Una versión refiere que un hombre piadoso tenía un terrible enemigo, que lo odiaba por su virtud. Sabedor el enemigo de que el hombre virtuoso besaba los pies del Cristo como señal de devoción, los untó de veneno. Pero de manera milagrosa, el veneno fue absorbido por el crucificado a través de sus llagas, al tiempo que éste torcía hacia la derecha sus pies, para impedir que el devoto volviera a besarlos. El veneno, al empaparse dentro del crucificado, terminó volviéndolo oscuro.

Si conoces otro Cristo famoso envíalo al correo: comunciacion_psm@hotmail.com