Monumento al prodigio de ocotlán

Corría la década de los años 50’s cuando al Padre Rosalío Godínez Arellano le corrió la tan atinada idea de construir un monumento en recuerdo del milagro de la aparición de Jesucristo de 1847. 

 

Dicho monumento originalmente sería una cruz atrial, no había el suficiente recurso económico para levantar una gran estructura, ya que en estas fechas la parroquia construía el Santuario de Guadalupe y el edificio de la Cruz Roja.

 

Se creó un comité Pro Construcción del Monumento, formado por integrantes de la Acción Católica Mexicana, después se convocó al concurso del diseño en el que participaron varios profesionistas, siendo el ganador el de un arquitecto familiar del Cardenal José Garibi Rivera.

 

En marzo de 1956 inició la construcción del monumento al Cristo aparecido, con bastantes dificultades económicas. Para el año de 1958 se suspendieron las obras de edificación. 

 

Durante un amanecer, al cruzar la plaza durante las fiestas de septiembre, el Padre Godínez se encontró una cartera con bastantes billetes la cual reporto en las celebraciones pero nadie la reclamo, por tal motivo el dinero fue destinado para concluir la obra, siendo bendecida e inaugurada por el Cardenal Arzobispo de Guadalajara Don José Garibi Rivera, el 3 de octubre de 1959.

 

El 26 de Septiembre de  2017 el Sr. Cardenal D. Juan Sandoval bendijo una Capilla de Oración y Exvotos ubicada al interior del Monumento.

 

Galería antigua

Galería actual