Obispos

Sr. Arzobispo Cardenal José Francisco Robles Ortega

2011 - Actualidad

(Mascota, Jalisco, 2 de marzo de 1949) Actual arzobispo de Guadalajara nombrado por el papa Benedicto XVI, anterior a ello fue arzobispo de Monterrey, Nuevo León cargo en el que duró del 2003 hasta el 2011.

En 2003 participó en el cónclave en el que resultó electo el Papa Francisco, en donde incluso fue nombrado entre los "papables".

Fue elegido por los obispos de México como presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana para el trienio 2012-2015.

 


Sr. Arzobispo Cardenal Juan Sandoval íñiguez 

1994 - 2011

(Yahualica, Jalisco, 28 de marzo de 1933). Proclamado por el papa Juan Pablo II  arzobispo de la Arquidiócesis de Guadalajara desde el 21 de abril de 1994 hasta su renuncia aceptada el 7 de diciembre de 2011 por el papa Benedicto XVI.

Tras su designación de arzobispo fue elevado al grado cardenalicio el 26 de noviembre de 1994 recibiendo el birrete del papa Juan Pablo II. Se desempeñó como arzobispo de Guadalajara hasta el 7 de diciembre de 2011, día en que fue aceptada su renuncia por el papa Benedicto XVI nombrando como su sucesor al cardenal Francisco Robles Ortega

También su amor al Señor de la Misericordia de Ocotlán, se ha manifestado con su visita cada semana a Ocotlán. En 2015 fue declarado Hijo Predilecto de Ocotlán.

 


Sr. Arzobispo Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo 

1970 - 1987

(Salvatierra, Guanajuato, 10 de noviembre de 1926- Guadalajara, 24 de mayo de 1993), arzobispo de la Arquidiócesis de Guadalajara y cardenal. 

Fue también vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano y vicepresidente del Consejo Episcopal Latinoamericano.

Fue creado cardenal el 28 de junio de 1991 por Juan Pablo II.

El Santuario de los Mártires de Cristo, construido en honor de los mártires de la guerra cristera, fue originalmente planeado por el cardenal Posadas. El proyecto quedó detenido cuando fue asesinado a tiros en el aeropuerto de Guadalajara en 1993. Fue también monseñor Posadas quien inició las gestiones para la canonización de los primeros 25 mártires, ceremonia que tuvo lugar en 2000.

 


Sr. Arzobispo Cardenal José Salazar López 

1970 - 1987

(Ameca Jalisco 1910 - †1991) fue Arzobispo de la diócesis de Guadalajara en México y accedió al cardenalato el año 1973.

Indudablemente, el Cardenal Salazar constituye un caso admirable desde cualquier ángulo que se analice, pues su trayectoria como alumno sobresaliente, profesor brillante, observante y celoso prefecto de disciplina, idóneo y vanguardista prefecto de estudios, Vicerrector laborioso y corresponsable, Rector visionario que rebasó las exigencias de su tiempo y, como culminación, pastor solícito y padre providente de dicha institución; fue un gran formador porque era un coherente sacerdote.

Su paso por Guadalajara es un rayo de luz con un itinerario pleno de frutos. En los 17 años en que guió a la diócesis, logró impregnar una mentalidad y orientación pastoral en los agentes: Pastores y fieles en la línea trazada por el Concilio Vaticano II.

El 15 de mayo de 1987 se anunció la renuncia del señor Cardenal como Arzobispo de Guadalajara. El 9 de julio de 1991 murió en Guadalajara, en el hospital de la Santísima Trinidad, a las cuatro de la tarde. Al día siguiente fue velado en la Catedral tapatía. 


Sr. Arzobispo Cardenal José Garibi Rivera 

1936 - 1969

Primer Cardenal de México. Nació en Guadalajara el 30 de enero de 1889. Estudió en el Seminario de Guadalajara y en el Convento Franciscano de Zapopan. Fue ordenado sacerdote el 25 de febrero de 1912.  Estudió en Roma en la Pontificia Universidad Gregoriana y en el Colegio Pío Latinoamericano de 1913 a 1916 donde obtuvo el doctorado. Impulsó la construcción del Templo Expiatorio de Guadalajara.

Fue nombrado Obispo Auxiliar de Guadalajara el 16 de diciembre de 1929, Obispo Coadjutor de Guadalajara en 1934 y consagrado Arzobispo de Guadalajara el 12 de agosto de 1936.  

Fue Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Fue proclamado Cardenal en el consistorio del 15 de diciembre de 1958 por el Papa Juan XXIII. 

Participó en el Cónclave de 1963 que eligió al Papa Paulo VI. Participó en el Concilio Vaticano II. Su renuncia como Arzobispo de Guadalajara fue aceptada en 1969. Su amor al Señor de la Misericordia de Ocotlán se plasmó con sus múltiples visitas a la ciudad.

Murió en Guadalajara el 27 de mayo de 1972 a la edad de 83 años.

 


Sr. Arzobispo José Francisco Orozco y Jiménez Siervo de Dios 

1912 - 1936

(Zamora, Michoacán,19 de noviembre de 1864 - Guadalajara, Jalisco, 18 de febrero de 1936). Fue obispo de Chiapas de 1902 a 1912, posteriormente fue arzobispo de Guadalajara. Fue desterrado por el gobierno cinco veces de la arquidiócesis. Durante el apogeo de la Guerra Cristera, permaneció oculto y fue señalado como cabecilla de los cristeros. Fue miembro de la Academia Mexicana de la Historia, Apoyó al Partido Católico Nacional, organización creada por laicos. 

Orozco y Jiménez residió durante diez meses en Estados Unidos. Con ayuda de monseñor José Garibi Rivera, regresó de manera oculta, en marzo de 1930, a Guadalajara. En 1932, durante las investigaciones del asesinato de Álvaro Obregón, se le ordenó abandonar el país. Sufrió un último destierro en 1934. De regreso en Guadalajara, murió el 18 de febrero de 1936.

Actualmente su proceso de canonización le otorga el titulo de Siervo de Dios.

 

 


Sr. Arzobispo José de Jesús Ortiz y Rodríguez

1901 - 1912

(Pátzcuaro, Michoacán, 28 de noviembre de 1849 - Guadalajara, Jalisco, 19 de junio de 1912).  Fue Obispo de Chihuahua y Arzobispo de Guadalajara.

En Guadalajara se dedicó sobre todo a la promoción de las sociedades mutualistas de obreros, fundando la Sociedad de Obreros Católicos entre otras organizaciones; el 5 de agosto de 1904 coronó a la imagen de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.

El 29 de septiembre de 1911 firmó el documento en el que se avala la aparición de Jesucristo en Ocotlán, el Señor de la Misericordia.

Murió de una afección cardiaca el 19 de junio de 1912 en la ciudad de Guadalajara.

 

 


Sr. Arzobispo Jacinto Lopez Romo

1899 - 1900

Nació en 1831 en la villa de Encarnación, Jalisco. Tomó posesión de su nueva sede, la Arquidiócesis de Guadalajara, el 3 de marzo de 1900. Antes fungía como Arzobispo de Linares.

En noviembre comenzó su primera visita pastoral. Estando en Tototlán se enfermó, por lo que regresó a Guadalajara en donde fue atendido por varios médicos. En las siguientes semanas empeoró su salud.

Falleció el 31 de diciembre de 1900, último día del año y del siglo. A diferencia del prolongado pontificado de su antecesor, el señor López solo gobernó la Arquidiócesis de Guadalajara durante diez meses.

 


Sr. Arzobispo Pedro Loza y Pardavé

1868 - 1898

Después de recibir el nombramiento de su Santidad Pío IX, emprendió su viaje a Guadalajara el 27 de diciembre de 1868, fue recibido por esta naciente arquidiócesis, por un nutrido grupo de eclesiásticos y fieles quienes fueron a su encuentro a los linderos de la diócesis y darle una calurosa bienvenida, adornando las calles con banderas y flores. Hizo su entrada triunfal el 10 de febrero de 1869, miércoles de ceniza.

El 2 de agosto de 1869 salió de Guadalajara con destino a Roma convocado por el Papa Pío IX, como participante del recién convocado Concilio Ecuménico, tan penoso y largo viaje. Suspendido el Concilio, en octubre de 1870, por causa de fuerza mayor, ya que era imposible la continuación del mismo al ser ocupada la ciudad de Roma por las tropas invasoras.

El Sr. Arzobispo Pedro Loza vivió una larga e intensa vida sacerdotal llegando a cumplir los 60 años como sacerdote, precisamente en el mismo año de su muerte 1898, en el mes de noviembre, atacado de gripe y un cúmulo de males que venía sufriendo, lo llevaron a encontrarse con el Padre celestial el día 15, a las 8:30 horas, a la edad de 83 años de vida, 60 como sacerdote y 46 como obispo.

 


Sr. Arzobispo Pedro Espinosa y Dávalos

1853 - 1866

Nació en Tepic, el 29 de junio de 1793 murió en la Ciudad de México, 12 de noviembre de 1866, fue el primer arzobispo de Guadalajara tras la elevación a Arquidiócesis en 1863.

El 19 de marzo de 1863, de acuerdo a la bula Romana Ecclesia, realizó la erección del arzobispado en la parroquia de Santa María de los Lagos. El 22 de marzo llegó a la ciudad de Guadalajara con una fastuosa ceremonia. 

Murió el 12 de noviembre de 1866, hospedado en la casa del señor Barrón, cuando se encontraba de visita en la Ciudad de México. Las exequias se realizaron en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. Diez años más tarde, sus restos mortales fueron trasladados a la Capilla de la Purísima Concepción de la Catedral de Guadalajara.

 


Sr. Obispo Diego Aranda y Carpinteiro

1836 - 1853

Nació en Puebla de los Ángeles en 1776; cursó sus estudios en el Seminario Palafoxiano, en el Colegio de San Juan de Letrán, en la Real y Pontífica Universidad de México y en la Universidad de Guadalajara, donde recibió el grado de doctor en Cánones.

Fué diputado en las Cortes Españolas y en el primer Congreso Constituyente de Jalisco, del cual fue presidente, fue rector de la Universidad de Guadalajara; fue canónigo de la Catedral y obispo de Guadalajara; mandó construir las torres de la Catedral y concluyó el Hospicio Cabañas. Falleció en 1853.

Durante su gestión se proclamó solemnemente el Primer Imperio Mexicano y se apoyó la creación del Estado de Jalisco.


Sr. Obispo José Miguel Gordoa y Barrios 

1831 - 1832

Nació en 1777 en Zacatecas y murió en 1832, fue un obispo y político mexicano. Como político ocupó la presidencia de las Cortes de Cádiz en 1814 y fue elegido diputado en varias ocasiones. Fue proclamado Obispo de Guadalajara en 1831.

Fue rector del Seminario de San José, entre 1818 y 1821, y de la Universidad de Guadalajara, entre 1819 y 1821. En 1820 fue electo como representante por Guadalajara a la Diputación Provincial de la Nueva Galicia. En septiembre de 1823, fue diputado del Congreso del Estado de Jalisco. Fue electo diputado por Zacatecas al Congreso Constituyente de 1824. Consagrado obispo de Guadalajara en agosto de 1831. Murió en aquella capital, el 12 de abril de 1832.


Sr. Obispo Fray Juan Cruz Ruiz de Cabañas y Crespo

1795 - 1824

Nació en Espronceda, Navarra, 3 de mayo de 1752 y murió en Guadalajara, Jalisco, 28 de noviembre de 1824.

El 12 de septiembre de 1794 fue designado obispo de la diócesis de León en la entonces Capitanía General de Guatemala por el papa Pio VI, fue consagrado el 19 de abril de 1795. Sin embargo, no llegó a ejercer el cargo debido a que el 18 de diciembre de 1795, antes de viajar hacia América, se le designó obispo de la diócesis de Guadalajara en Nueva Galicia.

Una vez instalado comenzó su labor por la educación fundando varias escuelas en su diócesis. Su preocupación y su labor para ayudar a los pobres quedó reflejada con la creación y construcción de la Casa de Caridad y Misericordia de la Ciudad de Guadalajara, hoy conocida como Hospicio Cabañas.


Sr. Obispo Fray Antonio Alcalde y Barriga

1771 - 1792

Nació en Cigales, España, 15 de marzo de 1701 y murió en Guadalajara, Nueva Galicia, 7 de agosto de 1792. Fue un religioso y filántropo español que llegó a ser Obispo de Mérida y de Guadalajara, ambas ciudades de la Nueva España. Es ampliamente recordado en la ciudad de Guadalajara por sus generosas obras para esta ciudad, entre ellas la creación del Hospital Civil, el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, el Sagrario Metropolitano, el Convento de Capuchinas, el Beaterio de Santa Clara y la Universidad de Guadalajara. Fue el promotor del traslado a Guadalajara y de la erección de la parroquia de Ocotlán, hecho que ocurrió tres años después de su muerte.