Señores Curas

"El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano en cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esa misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de fieles laicos, conforme a la norma del derecho". Cfr. canon 519

Sr. Cura Lic. D. Antonio Olivos Sepúlveda

Desde 2012

Vigésimo primer guardián del lugar del Prodigio. Nació el 24 de abril de 1945 en Zamora, Michoacán. Sus primero estudios los realizó en el Colegio Colón de Ocotlán.

Se recibió como licenciado en Matemáticas por la escuela normal de Jalisco. Ordenado sacerdote el 18 de abril de 1976 en la catedral Metropolitana. Estudió además la licenciatura en Educación en la ciudad de Roma.  Sirvió como maestro en el seminario de Guadalajara, posterior párroco de Corpus Christi, asesor diocesano de movimientos laicales y actualmente párroco del Señor de la Misericordia, desde el 19 de septiembre de 2012. En el año 2013 nombrado vicario episcopal del Señor de la Misericordia.



 

Sr. Cura D. Miguel Ángel González Rodríguez

1998 - 2012

Vigésimo guardián del lugar del Prodigio.  Nació el 31 de octubre de 1960 en Nochistlán de Mejía Zacatecas. 

Ordenado sacerdote el 10 de junio de 1987 por el Obispo Ramón Godínez. En su gobierno pastoral remodeló el templo de La Purísima, el cual fue consagrado y reabierto al culto publico en el año 2001. Remodeló y embelleció el templo parroquial y el Santuario de Guadalupe, sus anexos y curatos. Inició con la construcción del nuevo edificio del Orfanato en la colonia El Porvenir. Construyó la Huerta Parroquial y la remodelación del Hospital San Vicente y del Asilo de Ancianos. Construyó el nuevo edificio de la Escuela Hogar, así como el auditorio parroquial. Instituyó la pastoral juvenil decanal, la escuela de catequesis, las peregrinaciones mensuales y fomentó la devoción y el turismo al Señor de la Misericordia.


 

Sr. Cura D. Francisco Rafael Martínez Saínz, Obispo

1971 - 1982 - 1998

Décimo noveno guardián del lugar del Prodigio. . Nació el 29 de septiembre de 1935 en Arandas, Jalisco. Vicario de Tecualtitán. Como párroco de Ocotlán, fundó un Orfanato y construyó el nuevo edificio del Asilo de Ancianos. Fue parte de patronato para instalar en Ocotlán el Centro Universitario de la Ciénega (Cuci), el Centro de Bachillerato (Cbtis 49) y el Instituto Tecnológico de Ocotlán. En 1982 fue nombrado párroco de Tala, Jalisco, semanas después volvió a ser nombrado párroco de Ocotlán.

Anfitrión del 150 aniversario del prodigio en 1997, en cuyas festividades el templo parroquial recibió el titulo de Santuario. En 1998 su renuncia fue aceptada por el Cardenal Sandoval. Posteriormente nombrado Vicario General de la Arquidiócesis y mas tarde Obispo Auxiliar de Guadalajara en el año 2002 por el Papa Juan Pablo II. Falleció el domingo 6 de Noviembre de 2016. Sus restos mortales fueron sepultados junto al monumento al Señor de la Misericordia.


 

Sr. Cura Dr. D. Ignacio Gutiérrez de la Torre, Canónigo 

1949 - 1971

Décimo octavo guardián del lugar del Prodigio. Nació el 31 de julio de 1903 en San Miguel el Alto. Estudió en el seminario de Guadalajara del que fue expulsado en dos ocasiones junto a sus compañeros por el gobierno anticlerical de Alvaro Obregón y Calles. Partió a Roma para continuar sus estudios. Ordenado sacerdote el 7 de abril de 1928 en la Basílica de San Juan de Letrán, de manos del Cardenal Basilio Pompilj. En 1929 recibió el doctorado en teología por la Pontificia Universidad Gregoriana. Su primer destino fue como vicario de Cuquío, mas tarde en 1932 nombrado párroco de Zapotitlán, sede vacante por el cruel secuestro y asesinato del Sr. Cura Guadalupe Michel. En 1935 regresó a Cuquío, como párroco.

En 1949 fue nombrado párroco de Ocotlán, lugar donde dejó una gran huella. Se encargó de terminar la construcción de la nave central y torres del Santuario de Guadalupe, formó parte del comité para construir la Cruz Roja de Ocotlán. Impulso la creación de las nuevas parroquias de San José, San Antonio y Cuitzeo. Construyó el nuevo edificio del Hospital San Vicente.

En 1971 fue nombrado párroco de Arandas. Más tarde, en 1975 fue elegido como primer Vicario General de la Diócesis de San Juan de los Lagos, posteriormente Canónigo y Deán de la Basílica de San Juan. Paso sus últimos años en San Miguel el Alto, casi al cumplir cien años de vida, parte a la casa del Creador el 24 de junio de 2003.


 

Sr. Cura D. Rosalío Godínez Arellano

1947 - 1949 Cura interino

Décimo séptimo guardián del lugar del Prodigio. Nació el 20 de julio de 1916 en Yurécuaro, Michoacán. 

Tras la persecución religiosa de los años 20´s tuvo que estudiar en el Seminario Pontificio Interdiocesano de México en Montezuma, Nuevo México, en donde fue ordenado sacerdote. Presto sus servicios en Zacualco de Torres, San Martín Hidalgo, Tamazula y Guadalajara.

Fue quien ideó y logró la construcción del Monumento al Señor de la Misericordia. Nombrado Cura interino de Ocotlán, de 1947 a 1949. Fue el primer párroco de San Antonio de Padua de Ocotlán. Murió el 24 de octubre de 1992.


 

Sr. Cura D. J. Margarito Ortega Valdés, Canónigo

1939- 1947

Décimo sexto guardián del lugar del Prodigio. Nació el 22 de febrero de 1896 en Totatiche, de donde fue presidente Municipal. Su párroco Cristobal Magallanes lo animó a ingresar al Seminario. Durante la persecución cristera, el Padre Magallanes le enviaba al entonces seminarista Margarito cartas de agradecimiento por su amistad y compartiendo su angustia de ser fusilado por odio a la fe.

Fue rector del Seminario de San Juan de los Lagos. En 1939 fue nombrado párroco de Ocotlán por el Sr. Arzobispo Garibi, durante su administración tuvo la fortuna de ser el anfitrión del primer centenario del Prodigio de Ocotlán.

Nombrado sacristán mayor, segundo prebendado y mas tarde canónigo de la catedral de Guadalajara. Partió a la casa del Creador el 28 de julio de 1978. 


 

Sr. Cura D. Leobardo Viera Contreras, Obispo

1939 Cura interino

Décimo quinto guardián del lugar del Prodigio. Cura interino tras la muerte de su antecesor, anteriormente vicario parroquial.

Nació en Tuxpán el 18 de enero de 1907. Sexto Obispo de Colima y primer Obispo de la Diócesis de Ciudad Guzmán.

Murió en Guadalajara el 30 de noviembre de 1977.


 

Sr. Cura D. José Francisco Sígala González

1938 - 1939

Décimo cuarto guardián del lugar del Prodigio. Nació en Cuquío, Jalisco el 21 de febrero de 1889, bautizado por el Padre Marcos Santa Anna, el 10 de marzo de 1889 en la parroquia de San Felipe en Cuquío, sus padres fueron Salvador Sígala e Ignacia González. Sus abuelos paternos J. Trinidad Sígala y Teresa Pérez, abuelos maternos Francisco González y Damiana Barrios.

Ingreso al Seminario Conciliar de Guadalajara, el 18 de octubre de 1902, ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1913, por el Sr. Arzobispo D. Francisco Orozco y Jiménez. Su primer destino fue como ministro de la parroquia del Dulce Nombre de Jesús en Guadalajara de 1913 a 1929 en donde enfrentó el inicio de la persecución al clausurar el gobierno en 1918 su parroquia y otros templos de la diócesis. En junio de 1929 fue nombrado como segundo sacristán de la Catedral Metropolitana de Guadalajara. Como sacristán también fue confesor de religiosas, tesorero de la Propagación de la Fe e inspector de la venta de vinos de consagrar. 

El 4 de febrero de 1938 fue nombrado párroco de Ocotlán, el 5 de abril del mismo año como Vicario Foráneo. A finales del año de 1938 acudió a la ciudad de Guadalajara para tratar una enfermedad, la cual no pudo evitar y murió el 16 de enero de 1939, en su casa de la calle Hidalgo 678 en la capital tapatía.


 

Sr. Cura D. Tomás González

1935

Décimo tercero guardián del lugar del Prodigio.  Párroco de Ocotlán del 3 de Enero al 27 de Julio de 1935. Falleció el 1 de septiembre de 1950.


 

Sr. Cura Dr. D. Severo Flores, Canónigo y Monseñor

1930-1934; 1935-1938

Duodécimo guardián del lugar del Prodigio.  En 1919 fue vicario parroquial de Totatiche, llevo una amistad entrañable con el hoy San Cristóbal Magallanes, ademas colaboró como profesor en el seminario auxiliar. A su llegada a Ocotlán, motivó la continuación de construcción del Santuario de Guadalupe para conmemorar el cuarto centenario del acontecimiento Guadalupano. En 1934 por voluntad propia dejo el cargo de Párroco de Ocotlán por conflictos por parte del Ayuntamiento, a los meses es nombrado nuevamente como Cura de Ocotlán. Por su gestión, el 3 de octubre de 1936 fue coronada la imagen del Señor de la Misericordia. El 2 de octubre de 1938 concluyó la construcción de la nueva fachada de la parroquia en cantera rosa. Durante su gobierno parroquial, formalizó la instalación del Instituto Jalisco, hoy Colegio España ademas de instaurar la tradicional "Entrada de los Gremios". El 5 de julio de 1947 su Santidad el Papa Pio XII lo nombro Prelado Domestico de su Santidad, conocidos como Monseñores. El 18 de octubre de 1949 fue designado como prebendado de la Catedral de Guadalajara. En agosto de 1959 recibió el cargo de Diputado de la comisión económica del Seminario diocesano, en junio de 1960 fue director de la asociación de Ntra. Sra. de la Rosa, en octubre de 1961 Oficial de la oficialia eclesiástica. 


 

Sr. Cura D. Domingo Solórzano Domínguez 

1918 - 1930

Onceavo guardián del lugar del Prodigio. Nació en Zapotlán el Grande, el 12 de Mayo de 1874, bautizado el mismo día. Sus padres Sr. Francisco y Sra. María Domínguez de Solórzano.

A sus doce años de edad ingresó como alumno en el Seminario Auxiliar de Zapotlán el Grande, en donde bajo la dirección del P. Ignacio Chávez Gutiérrez cursó la facultad Menor y Teología, teniendo como condiscípulo al P. Severo Díaz Galindo.

Su carrera por las aulas del seminario fue brillante. Sus grandes conocimientos del idioma Latino, del Griego, de Filosofía, Literatura, Matemáticas, Historia, etc., fueron aprovechados por el P. Chávez Gutiérrez quien le confió distintas clases en el seminario, mucho antes de recibir la ordenación sacerdotal, cosa que aconteció el 9 de Septiembre de 1900.

Desde entonces, hasta 1914, desempeño con general aplauso diferentes clases tanto en el Seminario de Zapotlán como en el de Guadalajara.

Una vez clausurados los seminarios por órdenes del Gral . Manuel M. Diéguez, pasó el P. Solórzano en calidad de Ministro a la parroquia de Zapopan, donde vivió hasta 1917, en que se le nombro Párroco de San Diego de Alejandría.

En 1918 se le traslado como Cura de Ocotlán, donde por espacio de trece años desempeño el cargo, hasta que en 1930 por enfermedad dejo la parroquia,  para atender su salud.

Como párroco de Ocotlán, un hombre tan humilde y talentoso, tan profundamente conocedor del corazón humano, tan consiente, por otra parte de las gravísimas responsabilidades que lleva consigo el cargo de párroco aun en tan penosas fechas en la que la libertad religiosa era aplastada por los negros intereses del gobierno mexicano, hizo que pudieran florecer durante su gestión administrativa centros de catecismo en todos los ranchos de la jurisdicción parroquial, cinco en la ciudad, escuelas que impartían enseñanza religiosa, solamente estos dos últimos a dos mil niños, cinco escuelas magnificas en la ciudad, una de ellas el Colegio España que cofundó junto con la Madre Luisita en 1926.

En 1923 concluyó la construcción de la Capilla del Refugio.

Estableció dos órdenes Terceras, Madres Cristianas, Hijas de María, dos sociedades de San Vicente, Vela Perpetua, Congregaciones Marianas para niños, Cruzadas Eucarísticas, Apostolado de la Oración, Adoración Nocturna Mexicana, Centros de Obreros, Acción Católica de la Juventud Mexicana, Damas Católicas, Círculos Femeninos de Acción Católica, Unión Popular, escribía cada semana un boletín parroquial, con la explicación del Evangelio y con avisos más importantes para la buena marcha de la parroquia, y colaboraba en el semanario católico Atalaya.

 

A las nueve horas y cuarentaicinco minutos del 21 de Diciembre de 1932 en la ciudad de Guadalajara, cerró sus ojos a las miserias de este mundo, para abrirlos a los fulgores de la eternidad.


 

Sr. Cura D. Justino Ramos Vázquez, Canónigo

1918 Cura Interino

Décimo guardián del lugar del Prodigio. Nació en Tonaya, Jalisco, perteneciente a la Diócesis de Colima el 18 de Julio de 1884. Bautizado por el Padre Demetrio Rodríguez en la parroquia de San Antonio, Tuxcacuesco. Hijo de Everardo Ramos y María Vázquez, sus abuelos paternos Martín Ramos y Santos Plascencia, abuelos maternos Juan Vázquez y Dorotea Serrano.

Ingresó al seminario de Zapotlán el Grande, el 8 de noviembre de 1893, años más tarde se incardinó al Seminario Tridentino de Guadalajara, ingresando el 17 de noviembre de 1902. Fue ordenado sacerdote el 25 de febrero de 1908. 

Su primer destino pastoral fue en Moyahua, Zacatecas del 8 de abril al 14 de septiembre de 1908. Fue nombrado vicario parroquial de Ocotlán de septiembre de 1908 a enero de 1919, lugar donde fundó el Asilo de Ancianos junto al antiguo hospital San Vicente, en donde hoy se encuentra la secundaria Benito Juárez, también se encargo de la construcción de la capilla del Refugio y participó en la colocación de la primera piedra del Santuario de Guadalupe en enero de 1912. En 1918 fungió como Cura interino de Ocotlán. Después prestó su servicio como vicario de Zapotiltic, de enero de 1919 a julio de 1920, enviado al Sagrario Metropolitano de Guadalajara de julio a diciembre de 1920. 

Por su fecundo servicio en la Arquidiócesis, fue nombrado párroco de Amatitán de 1920 a 1926 y de 1926 a 1967 párroco de Arandas. En 1945 recibió el titulo de Canónigo de la Catedral. Partió a la casa del Creador el 17 de junio de 1967, en Arandas, lugar donde reposan sus restos, en el crucero derecho de la Parroquia.


 

Sr. Cura D. Agustín Vargas González

1905 - 1918 Cura Interino

Noveno guardián del lugar del Prodigio.  En su administración, en 1911 la Arquidiócesis de Guadalajara decretó, que la aparición del Señor de la Misericordia fue un hecho verdadero. En su administración inició la construcción del Santuario de Guadalupe y la Capilla del Refugio, en 1912. Enfrentó las leyes anticlericales del gobernador de Jalisco Manuel M. Diéguez. 


 

Sr. Cura D. Juan Quintero

1903 - 1905

Noveno guardián del lugar del Prodigio. Continuó con la reconstrucción de la fachada del templo parroquial.

 


Sr. Pbro. D. Cornelio de la Cruz Álvarez

1890-1900 Cura Interino

 

Octavo guardián del Prodigio. Nació en Tizapán el 29 de mayo de 1861. Fue maestro de Física y Matemáticas en el seminario de Guadalajara. En 1890 fundó el hospital de la cofradía de las Vicentinas, actual Hospital San Vicente. Durante su administración, en enero de 1900 un sismo derrumba la torre del templo parroquial causando la destrucción de la fachada y la muerte de dos personas en el campanario. Fue el impulsor de la construcción de la nueva fachada en cantera rosa, diseño del Arquitecto Antonio Arroniz. El cura Ortega falleció en Guadalajara el 26 de agosto de 1904.Nació en Zapotlanejo, Jalisco, el 16 de Septiembre de 1856. Sus padres fueron don Felipe de la Cruz y doña Filomena Álvarez. Sus primeros seis años de vida los vivió en el rancho familiar de sus padres denominado “La Sauceda”; por motivo de la revolución pasó a vivir a la ciudad de Guadalajara. En el año de 1864 salió en unión de otros jóvenes a recibir a los franceses.

En el año de 1887 se fue con su familia  a vivir al rancho de Santa Fe, jurisdicción de Zapotlanejo, donde cursó sus primeros estudios, en 1875 regresó a Guadalajara en donde ingresó el 15 de Noviembre al Seminario Conciliar.

En el año de 1879 pasó a cuidar el Colegio Clerical en la Soledad en la capital tapatía, en donde actualmente se encuentra la Rotonda, donde permaneció siete años. El día 15 de septiembre de 1885 recibió las primeras órdenes de manos del Sr. Arzobispo Pedro Loza.

El día 20 de marzo de 1886 recibió el subdiaconado, el próximo mes el sagrado orden del Diaconado y el día 30 de septiembre de 1886 el Presbiterado, de manos del mismo Arzobispo. Permaneció en el templo de La Soledad como capellán  y dos meses en el Colegio de Infantes.

En el mismo año fue designado como Vicario de la parroquia de Totatiche, y ayudar a las Misiones en Nayarit, donde permaneció cerca de tres años. Después estuvo de Vicario en la Estanzuela del Teúl y de cura interino de la parroquia de Mezquital del Oro, Zacatecas en 1889.

En 1890 pasó como vicario de la Parroquia de Ocotlán y Capellán de Rancho Viejo, cuya Capellanía fundó, edificando una capilla al Sagrado Corazón de Jesús e inició una capilla a San Francisco de Paula. Fundó el Hospital de la Cofradía de las Vicentinas. Fue un sacerdote celoso y activo, para 1897 influyó mucho en la información del proceso levantado con motivo de la aparición del Señor de la Misericordia en Ocotlán, proceso que corrió en la información testimonial de ancianos dingos de toda fe, testigos presenciales del hecho portentoso. En la parroquia de Ocotlán duró una década, los últimos años los ofreció como Cura interino tras las enfermedades del Cura propio Don Fernando M. Ortega.

Se le destinó a la parroquia de Etzatlán como Capellán del Santuario de Ntra. Sra. de Guadalupe, el que reedificó y no pudo terminar. Fundó la Capellanía del Mineral de la Embocada, perteneciente a Etzatlán, donde duro once años.

Fue nombrado Cura interino de Atemánica y después Vicario de Amatitlán, donde duro dos años. En el año de 1913 fue nombrado Capellán del templo de San Antonio de Guadalajara, en donde duro tres años. En 1916 se le nombró Penitenciario de la Parroquia de la Santísima Trinidad y Capellán de las religiosas Siervas de Jesús Sacramentado y  Capellán de las religiosas Adoratrices en los que duró diez años. Después Capellán de las Hermanas de la Caridad del Tránsito de San José donde duro cuatro años. Por último fue nombrado Capellán de las Religiosas Capuchinas y de las Dominicas de Guadalajara por cinco años.

Durante su santo ministerio sacerdotal ejerció el ministerio y ayudó a la formación y ordenación de varios sacerdotes como D. Cristóbal Magallanes, D. Epifanio y Santiago Nuño, D. Cecilio Pérez, D. Gilberto Saldaña, D. Juan Casillas y D. J. Cruz Arellano, ayudo también en las misiones dadas en el lapso de 50 años en Ocotlán y Etzatlán, en unión de los padres Dominicos Jesuitas y Franciscanos.

 

Falleció el 8 de Septiembre de 1936, en su casa de Guadalajara, a la edad de casi 80 años.

 


 

Sr. Cura D. Fernando M. Ortega

1890 - 1903

 

Séptimo guardián del Prodigio. Nació en Tizapán el 29 de mayo de 1861. Fue maestro de Física y Matemáticas en el seminario de Guadalajara. En 1890 fundó el hospital de la cofradía de las Vicentinas, actual Hospital San Vicente. Durante su administración, en enero de 1900 un sismo derrumba la torre del templo parroquial causando la destrucción de la fachada y la muerte de dos personas en el campanario. Fue el impulsor de la construcción de la nueva fachada en cantera rosa, diseño del Arquitecto Antonio Arroniz. El cura Ortega falleció en Guadalajara el 26 de agosto de 1904. 


 

Sr. Cura D. Domingo de Guzmán Rosas

1877 - 1890

 

Sexto guardián del Prodigio. En su gobierno pastoral inició la construcción del curato parroquial, la capilla del Sagrado Corazón actual crucero de Guadalupe y la Sacristía, actual crucero de la Asunción en el templo parroquial. Falleció el 28 de diciembre de 1903.


 

Sr. Cura D. Tiburcio C. Arroyo

1876 - 1877
Quinto guardián del Prodigio. Durante su guía pastoral celebró el 30 aniversario de la aparición del Señor de la Misericordia. Falleció el 22 de septiembre de 1895.


 

Sr. Cura D. Antonio Urzúa

1875 - 1876

Cuarto guardián del Prodigio. En su breve gobierno no ocurrió algo importante. En 1868 fundó y fue el primer rector del Seminario de Zapotlán El Grande.


 

Sr. Cura D. Ignacio Rodríguez Hernández

1867 - 1875

Tercer guardián del Prodigio. Concluyó la construcción del templo parroquial del Señor de la Misericordia; el cual se bendijo y se consagró solemnemente el 29 de septiembre de 1870.

De 1858 a 1866 fue cura de la parroquia de Guadalupe en Arandas.

Durante su administración en Ocotlán, se puso en practica las "leyes de reforma" como la prohibición de celebraciones fuera de las iglesias y templos, la secularización de los cementerios, se prohibieron los conventos y claustros, expulsión de Obispos y la Compañía de Jesús a otros países, nacionalización de los bienes de la iglesia, invalides de los matrimonios eclesiásticos y más.

 


 

Sr. Cura D. Ursino Sánchez

1867

Segundo guardián del Prodigio. Gobernó solo unos meses. Prestó sus servicios pastorales en Capilla de Guadalupe de 1858 a 1863, Tepetongo, Zacatecas y en Totatiche, en este último lugar dio cristiana sepultura a don Rafael Magallanes padre del Sr. Cura Cristóbal Magallanes en el año de 1878.

 


 

Sr. Cura D. Julián Martín del Campo 

1841 - 1854 y de 1861 - 1865

Cura propio de la comunidad cuando se apareció el Señor de la Misericordia, aquel 3 de octubre de 1847, ademas fue testigo presencial, pues él se encontraba en las ruinas del templo parroquial cuando escucho el "griterío". El Cura Martín del Campo inició con la reconstrucción del templo parroquial dedicándolo al Cristo aparecido, obra que no logro verla terminar pues enfermo y murió el 16 de octubre de 1867 aquí en Ocotlán. Su familia asegura que los restos mortales se encuentran en la Capilla de La Purísima junto con los del Padre Julian Navarro.

 


 

Sr. Cura D. José Julián Navarro Gutiérrez 

1839 - 1841

Nació en Tepatitlán, Jalisco en el año de 1809. Fue párroco interino de esta comunidad; enviado de regreso a su pueblo natal, años mas tarde regresó como vicario parroquial. Fue quien celebró la misa de la aparición de Jesucristo, el 3 de octubre de 1847. Durmió en la espera de la vida eterna el 22 de septiembre de 1874.

 

 


Sr. Cura Antonio Vélez

1839 - 1841

Sr. Cura José María Paguía

1832 - 1836

Sr. Cura José González Pico

1820 - 1832

Sr. Cura D. Miguel Zúñiga

1807

Sr. Cura D. Pedro Pablo Pintado

1803 - 1807

Sr. Cura D. José Fernando Castillón

1803

Sr. Cura D. José Antonio Baquedano (Primer Cura)

1795 - 1803